Chistes Feministas, parte 6

- DOWNLOAD -

Si andas en busca de un chiste tan bueno como este:

"Dos niños sin ropa uno parado sobre el otro conversan: 
(Niño) Bueno, nos quitamos la ropa y yo estoy arriba de ti... Cuanto tiempo falta, hasta que lleguemos al orgasmo?
(Niña) Ni idea - pero ahora se porqué mamá siempre tiene dolor de cabeza..."

A continuación no sólo encontrarás uno, sino una selección de ellos. Diviértete con todos estos Chistes Feministas.

Las mujeres no tienen derecho a golpearnos!!
- ¿Qué dijiste?
Nada mi amor, que ya lavé los platos.

Chistes Feministas, parte 3

Dicen que cada hombre es un mundo... Por eso, chicas, ¡Hagan Turismo!

Chistes Feministas, parte 3

Óvulos y Espermatozoides
¿Por qué hacen falta millones de espermatozoides para fertilizar un solo óvulo?
Porque los espermatozoides son masculinos y se niegan a preguntar cuál es el camino.

Chistes Feministas, parte 3

¿En qué se parecen los hombres a las pizzas?
En que 10 minutos después de llamar los tienes calientes en la puerta.

Chistes Feministas, parte 3

Autoestima Masculina
¿Sabes cómo bajar la autoestima de un tío en dos palabras?
Preguntándole: "¿Está dentro?"

Chistes Feministas, parte 3

¿Cómo elegir a los tres hombres más tontos del mundo?
¡¡Al Azar!!

Chistes Feministas, parte 3

¿Cuál es la diferencia entre disolución y solución?
Disolución: Meter a un hombre en una bañera con ácido.
Solución: Meterlos a todos.

Chistes Feministas, parte 3

¿Por qué los hombres tienen la conciencia limpia?
Porque nunca la han usado.

Chistes Feministas, parte 3

Dos niños sin ropa uno parado sobre el otro conversan: 
(Niño) Bueno, nos quitamos la ropa y yo estoy arriba de ti... Cuanto tiempo falta, hasta que lleguemos al orgasmo?
(Niña) Ni idea - pero ahora se porqué mamá siempre tiene dolor de cabeza...

Chistes Feministas, parte 3

Espero que estos Chistes Feministas te hayan gustado.

Que tengas un buen día con www.imagenesyfotosde.com

- DOWNLOAD -

Banco de imágenes y fotos gratis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada